¿Quiénes somos?

Somos una asociación sin ánimo de lucro que lucha por la defensa de los derechos de los animales.

Fuerza Animal nace con un instinto protector hacia los más débiles, para su defensa y su cuidado.

Se forma a partir de un grupo de voluntarios que se une para hacer más fuerza en su objetivo: velar por los derechos y las necesidades de quienes no pueden pedirlo, los animales.

¿Qué nos preocupa?

  • Los abandonos
  • Los malos tratos
  • La exposición y venta de animales de forma indiscriminada
  • Las peleas de perros
  • El incumplimiento de las leyes de protección animal
  • La mejora y la ampliación de las mismas
  • La abolición de los “espectáculos” con animales: corridas de todos, circos, etc…
  • La situación de algunos perros de caza
  • La cría de animales por particulares y criaderos
  • La experimentación con animales

¿Qué hacemos?

Nosotros no disponemos de refugio propio, por lo tanto todos los animales que llegan a Fuerza Animal (recogidos de la calle, donados por familias que no los quieren o no pueden tenerlos, camadas no deseadas, etc…) tienen que estar en casas de acogida o espacios cedidos por otras entidades. Una vez recupeados, tratamos de darles la mejor vida posible y si lo requiere operaciones veterinarias de elevado coste, y fomentamos la adopción responsable por todos los medios disponibles.

Montamos campañas de información y concienciación ciudadana, para que la sociedad sea conocedora de la problemática. Colaboramos con otras entidades que comparten nuestros objetivos.

No tenemos miedo si hay que denunciar a los propietarios que maltratan a sus animales o los tienen en condiciones precarias.

Ejemplos

A Príncipe lo intentaron ahorcar. Es una víctima más del maltrato que sufren los galgos y perros de caza cuando ya no son “útiles”. Algunos terminan en la calle, donde mueren atropellados, de hambre o enfermedades, y otros son asesinados por la misma persona que los explotó hasta agotarlos.

Perlita era otra de tantas perras que tienen sus cachorros en la calle. Pocos cachorros callejeros llegan a la edad adulta: la poca y mala alimentación de la madre hace que sean cachorros débiles. Mueren a las pocas semanas a causa de parásitos y diversas enfermedades. Si sobreviven las primeras semanas continúan en peligro por parásitos y enfermedades y además corren el riesgo de ser atropellados o de caer en malas manos.

perlita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *